Header Ads

Trending
recent

La Iglesia Ortodoxa Copta de Egipto ya tiene nuevo Papa

Cientos de fieles -que han accedido a un templo rodeado por estrictas medidas de seguridad- han sido testigos de un instante "histórico", como relataba emocionado un hombre en la cincuentena. La liturgia, transmitida en directo por varias televisiones egipcias, acaba con meses de vacío en los que los temores de la minoría copta –con una importante diáspora afincada en Estados Unidos o Canadá- habían crecido al calor de periódicos incidentes sectarios y la llegada al palacio presidencial del islamista Mohamed Mursi.

Tras tres horas de emoción contenida, homilía y cánticos, un niño con los ojos vendados ha designado este domingo al nuevo papa de la Iglesia Ortodoxa Copta, el Obispo Tauadros, de 60 años y ayudante del patriarca interino.

El afortunado por el azar de la lotería divina, que asumirá oficialmente el cargo el 18 de noviembre, era hasta la fecha obispo de la provincia de Beheira, en el norte de Egipto, y está licenciado en Farmacia por la Universidad de Alejandría. Fue ordenado obispo en 1997.

"Tauadros era mi preferido y he sentido una emoción que no tengo palabras para describir", confesaba a MD Abdel Hakim, un ejecutivo de 46 años, pocos minutos después de que los cientos de fieles congregados en la catedral rompieran un sobrecogedor silencio y estallaran en aplausos. Un niño llamado Bishoi, elegido en un sorteo previo entre una docena de candidatos, fue el encargado de poner sus manos en la urna y elegir el huevo de cristal que contenía la papeleta de Tauadros.

Al conocerse la decisión, varias palomas han sobrevolado el altar y se ha desplegado un enorme cartel con el retrato del nuevo papa. Cuatro décadas después de la última elección, una de las iglesias más antiguas de Oriente –que sigue el 10% de los egipcios- ha cumplido así con la tradición no exenta de controversia de dejar el nombramiento de su máximo líder en manos de un niño con los ojos vendados. "Pedimos la ayuda del Espíritu Santo", declaró Bajomios en su sermón inicial. Además, insistió en que el método "proporciona una bendición especial al elegido".

12 entre 200

"El único que nos protege es Dios, que elige al Papa. Hemos sido asesinados durante veinte siglos y seguimos aquí", aseguró a este diario Essam Ibrahim, uno de los decenas de boy scouts llegados de todos los rincones de Egipto para ayudar en la organización de una ceremonia oficiada por el Obispo Bajomios, el patriarca interino desde la muerte de Shenuda III el pasado marzo.

El acto, que ha reunido a personalidades cristianas y sacerdotes de luengas barbas pertrechados con sus tradicionales túnicas negras, se ha forjado durante semanas. Ayer sábado el Obispo seleccionó a 12 menores entre los 200 que se habían inscrito como voluntarios en las listas de la Catedral cairota de Abasiya. En el altar, el menor guiado por la Divina Providencia ha escogido una de las tres papeletas blancas del mismo tamaño depositadas en una urna de cristal sellada con cera roja.

Cientos de fieles -que han accedido a un templo rodeado por estrictas medidas de seguridad- han sido testigos de un instante "histórico", como relataba emocionado un hombre en la cincuentena. La liturgia, transmitida en directo por varias televisiones egipcias, acaba con meses de vacío en los que los temores de la minoría copta –con una importante diáspora afincada en Estados Unidos o Canadá- habían crecido al calor de periódicos incidentes sectarios y la llegada al palacio presidencial del islamista Mohamed Mursi.

"Espero que el nuevo papa se aleje de la política y no se enfrente a los islamistas. Solo pido que sea justo", confiesa Ibrahim en los aledaños de la catedral. El sucesor de Shenuda III, un viejo ermitaño que falleció a los 88 años convertido en líder carismático e inamovible en asuntos como la prohibición del divorcio, podrá hasta su investidura recluirse en un monasterio o comenzar a ejercer sus funciones.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.