Header Ads

Trending
recent

Omar Bakri, un radical musulmán vinculado a Al-Qaeda, amenaza a España con atentados terroristas.

Bakri ha asegurado a un periodista del diario 24 Chasa que España es un territorio musulmán, como Rumanía, Albania, Macedonia, Serbia, Kosovo o Bosnia.

Según este agente de Al-Qaeda nacido en Siria, que tiene prohibida la entrada en Gran Bretaña desde julio de 2005, cualquier lugar que haya pertenecido al islam siempre será islámico...y  si es “ocupado” por infieles, dicho territorio debe ser “liberado”. En el transcurso de la entrevista, el islamita radical, que suele vestir un característico camisón  con el que cubre su oronda figura, anunció que Bulgaria también ha sido incluida en la lista negra  o verde islam de países atacables, debido a su cooperación con Israel y por haber participado en la guerra de Afganistán.

En Occidente, mahometanos “radicales” lanzan llamamientos y amenazas de carácter criminal contra cristianos, judíos, ateos y homosexuales ; un cineasta holandés ha sido acuchillado por ofender al “Profeta”; varios dibujantes viven en las catacumbas debido a sus atrevidas caricaturas contrarias al islam... y las fuerzas vivas de las democracias occidentales, sin mucha gallardía, se plantean cuáles son los límites de la libertad de expresión.

España, una nación en descomposición, está en el punto de mira de los “radicales” musulmanes, que observan cómo el terror de E.T.A ha obtenido réditos políticos después de décadas de tiros en la nuca y coches-bomba. Y puede que algunos seguidores de Mahoma crean que causando más mortandad que la mafia vasca puedan influir sustancialmente en nuestra vida, definir para nosotros cuáles son los “razonables” límites de la libertad de expresión o, simplemente, reducirnos mediante el miedo al silencio.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.