Header Ads

Trending
recent

Juan Fernandez Krohn | El nombre de España llena (a abarrotar) la Plaza de Cataluña

La Plaza de Cataluña hoy doce de Octubre mostraba la faz grandiosa -con el cielo cubierto, amagando con descargar, como lo hizo (un poco) al final- de los días de tormenta por los que atravesamos catalanes y españoles en la resaca de acontecimientos recientes. Llena hasta los topes, digan lo que digan los mozos de escuadra. Me sentí bien, en casa, y hubo momentos en lo que vibré a tope con la multitud a los gritos de ¡España, España! y ¡Cataluña es España! que atronaron los aires en los momentos más álgidos de la concentración, tomando por la plaza por completo en un rugido estremecedor hasta sus rincones mas recónditos y todos los que en ella se encontraban. O en la segunda fase de le concentración -tras los discursos de varios miembros de la plataforma organizadora cuando una bandera española tamaño gigante estuvo ondeando durante varios minutos desplegado por un joven ataviado de la típica barretina catalana.

No fue un mascarada ni una provocación gratuita destinada al fiasco o al fracaso estruendoso y estrepitoso como se temían o decían temerlo algunos, desde luego: un acto de afirmación patriótica de los españoles de Cataluña a su manera (catalana) que en otras ciudades o regiones españolas hubiera tal vez trascurrido de forma diferente mas enfebrecida sin duda pero no mas sentida y autentica y señera tampoco Y cuando la plaza estaba ya llena a abarrotar una crecida repentina de murmullos y comentarios anunció la llegada de la presidenta del PP de Cataluña Alicia Sánchez Camacho. Junto a ella se mostraría también el presidente de Citadans, Albert Rivera. A Josep Anglada presidente y fundador de Plataforma para Cataluña, allí presente no le percibí en cambio, lastima porque a fe mía me hubiera gustado también entrevistarle. Si reconocí en cambio a Armando Robles, malagueño, de Alerta Digital con el que intercambié unas palabras amables. ¿Una manifestación mas por las calles de Barcelona, de un signo cualquiera o justo del signo contrario? Pienso sinceramente que no, sino que me parece señal infalible de que el estado de opinión publica esta tomando nuevos rumbos en Cataluña. En este sentido estoy de acuerdo con la dirigente "popular" anteriormente nombrada. ¿La provocación de más, la escalada separatista en la que se ve embarcado el presidente de la Generalitat en las últimas semanas?

[gallery link="file"]

Al tiempo. Puntos oscuros de la organización del acto -que no llegaron a empañar en ningún momento el transcurso del mismo lo fueron sin duda las repetidas protestas -de ser completamente apolítica- de la plataforma organizadora -en publico y en privado- que nos rebotaba en los oídos -estoy seguro- a mí y como a mí a no pocos de los asistentes, y también el último de los discursos con el que se cerró el acto (en su primera fase) de una joven miembro de la plataforma que se lanzo en una declamación oratoria y de lo mas vibrante...en inglés que nos sonaba también no poco improcedente a muchos también, aunque al final se redimió con un “¡viva España! (y un ¡visca Cataluña!) aun más vibrante -¿quién lo hubiera dicho?- que su alegato patriótico en la lengua de Shakespeare. Al final fui también testigo de un incidente -¿el único?- cuando uno de los manifestantes intentó quemar desde lo alto de entarimado erigido por los organizadores del acto ya vacío una bandera separatista catalana. Lo que provoco gran revuelo y tensión y conatos de enfrentamiento entre gritos alertando de la presencia de provocadores y en contra de un equipo de TV 3 que se apresuró a captar la escena, acusados de manipulación por el público asistente. No hubo tal quema, al final, lo que me dejo un (ligero) regusto amargo, lo fallido del intento me refiero (...)

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.