Header Ads

Trending
recent

España participará conjuntamente con otras naciones para elimimar yihadistas en el Sarel

Las fuentes militares consultadas confirman que entre los planes españoles está el uso –por parte de los países aliados para esta misión- de la base naval canaria y de la base aérea de Gando como plataforma logística para la operación de Mali.

El Gobierno español y el Ministerio de Defensa trabajan ya, junto con sus socios europeos y Estados Unidos, en un inminente plan para eliminar a los grupos yihadistas del desierto de Sahel. España participará aportando soporte logístico, aunque no se descarta que el conflicto acabe involucrando a grupos de intervención especial. Gran Canaria será clave como plataforma de operaciones, y la ex número dos del CNI –ahora destinada en Washington- está actuando de enlace con la inteligencia americana.



 

MD ha tenido acceso a fuentes conocedoras de este plan multinacional para liberar el norte de Mali de grupos yihadistas. Estas fuentes, involucradas en la inteligencia militar del departamento de Pedro Morenés, aseguran que la apertura de este nuevo frente es inminente, “como mucho, cuestión de semanas”.

Los planes para la intervención en el Sahel “están muy avanzados”, y en ellos está involucrado el Ejército español. Llevan gestándose meses, desde primavera, cuando triunfó la rebelión tuareg en el norte de Mali y se proclamó unilateralmente el denominado Estado Independiente de Azawad. Un territorio con una extensión –más de 820.000 kilómetros cuadrados- superior a Francia. Ningún gobierno ha reconocido la legitimidad de Azawad.

El problema principal que representa este territorio es la presencia y dominio de varios grupos terroristas, principalmente de Ansar Dine, de Al Qaeda en el Magreb Islámico y del denominado Movimiento para la Unidad y la Yihad en el África Occidental, grupo que mantuvo cautivos a dos cooperantes españoles liberados este verano.

“Es un territorio con un amplio riesgo de ‘afganización’ –convertirse en santuario de terroristas-, pero más preocupante al estar mucho más cerca de Europa”, valoran las fuentes militares consultadas por ECD, que destacan también el deseo del Gobierno español de acabar con los secuestros de occidentales en la zona.

Pacto Rajoy-Hollande

Durante la visita de Mariano Rajoy al presidente François Hollande, a finales del pasado mes de agosto, ambos dirigentes se declararon abiertamente a favor de una intervención militar en el Sahel. Una declaración que ya había sido efectuada por Pedro Morenés un mes antes, tras una reunión con su homólogo alemán.

El grueso de la intervención militar no correrá a cargo de los países europeos, sino de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental, una quincena de naciones que aportarán cerca de 3.000 efectivos militares para la misión.

España, y el resto de aliados –a saber, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido-, “limitarán su participación a cuestiones logísticas”. Básicamente, aporte de material y soporte tecnológico “principalmente aviones no tripulados”.

Sin embargo, algunos países como Francia, Reino Unido y Estados Unidos tienen preparados ya equipos de operaciones especiales, desplegados en regiones limítrofes. Según la información de la que disponen los militares españoles consultados por ECD, la operación en Mali necesitará de “acciones de extremada precisión quirúrgica”.

Hablan, veladamente, de misiones para la eliminación de los principales líderes de estos grupos yihadistas, que ya están siendo localizados por las redes de inteligencia de los países aliados para esta operación. Una tarea en la que jugarán un papel clave los servicios de inteligencia argelinos, tal y como destacan las fuentes consultadas.

España, en un principio, no aportará efectivos militares para operaciones de guerra. “En un principio”, insisten las fuentes militares españolas consultadas, ya que “no se descarta que en un futuro pueda requerirse la participación de grupos de operaciones especiales españoles”, aunque advierten que este extremo complicaría la misión ya que se debería obtener el permiso del Congreso.

Las Palmas actuará de centro logístico

Tal y como informó MD, la Armada estadounidense visitó la base naval Arsenal de Las Palmas para auditar el protocolo de seguridad de las instalaciones. Un requisito básico de la US.Navy antes de operar asiduamente en un puerto.

Contaba ECD entonces que el Pentágono había elegido Las Palmas como una de las bases logísticas y de paso para los buques americanos, en caso de que hostilidades entre Irán e Israel forzasen el cierre del Canal de Suez. Pero había más.

Las fuentes militares consultadas confirman que entre los planes españoles está el uso –por parte de los países aliados para esta misión- de la base naval canaria y de la base aérea de Gando como plataforma logística para la operación de Mali.

El CNI trabaja desde Washington

El Centro Nacional de Inteligencia también conoce de cerca los detalles de este plan. Los servicios secretos civiles han trabajado ampliamente con fuentes en la zona durante los episodios de secuestros de ciudadanos nacionales.

Las fuentes consultadas aseguran que en esta tarea de recogida de información, que está llevando a cabo el Centro, está jugando un papel fundamental la ex número dos de los servicios Elena Sánchez, enviada recientemente a Washington.

Tal y como contaba MD, Sánchez es una de las grandes expertas en el Magreb y del Sahel de las que dispone hoy en día el Centro.  Su envío a Washington no es casual, tal y como manejan fuentes de ‘La Casa’.  La gestación de la operación de Mali ha tenido mucho que ver.

Sánchez está actualmente haciendo de enlace con la CIA y trabajando con la inteligencia militar de El Pentágono. Estados Unidos, según las fuentes militares citadas más arriba, es el país que más información está aportando para esta misión, pese a que la iniciativa parece partir de Francia. Y esos datos de inteligencia obtenidos por Estados Unidos “llegarán a España a través del equipo de la ex número dos del CNI”.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.