Header Ads

Trending
recent

Veinte islamistas radicales muertos en una ofensiva en el Sinaí

La respuesta de las fuerzas de seguridad egipcias se ha producido pocas horas después de que grupos de hombres enmascarados atacasen tres puestos de control de las fuerzas de seguridad de Egipto en la localidad de Al Arish en el norte de la península.

El Ejército egipcio ha lanzado en la madrugada de este miércoles una serie de ataques aéreos contra supuestos militantes islamistas en la península del Sinaí. Al menos 20 personas han muerto en el ataque, según un comandante del Ejército egipcio.

Egipto responde así al atentado terrorista de un presunto grupo yihadista que mató a 16 soldados egipcios el pasado domingo por la noche en la frontera entre Egipto y la franja de Gaza. El ataque forzó el cierre de los túneles que unen Gaza con Egipto y que constituyen una fuente de suministro crucial para la franja.

La respuesta de las fuerzas de seguridad egipcias se ha producido pocas horas después de que grupos de hombres enmascarados atacasen tres puestos de control de las fuerzas de seguridad de Egipto en la localidad de Al Arish en el norte de la península.

Un residente de la localidad de Al Arish ha resultado herido tras quedar atrapado en el intercambio de fuego entre atacantes y fuerzas de seguridad cerca del puesto de control de Al Risa, según Europa Press. Los otros dos puestos atacados se encuentran en la carretera que une las localidades de Al Arish y Rafá, en la frontera entre Egipto y la Franja de Gaza. Tras el ataque, decenas de residentes de la zona han salido a las calles para protestar contra estos actos de violencia.

Un ataque terrorista mata a 16 policías egipcios en el Sinaí
Tras los ataques aéreos, tropas del Ejército egipcio han entrado en el pueblo de al Tumah, tras haber recibido información sobre la presencia de militantes islamistas en la zona, según el oficial citado por Reuters. “Hemos conseguido entrar en el pueblo de Al Tuma, y hemos matado a 20 terrorista y destruido tres coches blindados que les pertenecían. Las operaciones siguen”, ha asegurado.

El presidente egipcio, Mohamed Morsi, ha subrayado este martes que su país respetará las obligaciones derivadas de los acuerdos internacionales firmados hasta la fecha, en respuesta a los llamamientos a enmendar los Acuerdos de Camp David, firmados en 1979 por los entonces presidente egipcio, Anwar el Sadat, y primer ministro israelí, Menachem Begin, mediante los cuales Egipto e Israel firmaron la paz. El atentado del domingo provocó una oleada de llamamientos a enmendar los acuerdos, que prohíben a Egipto desplegar fuerzas armadas o armamento pesado en las regiones norte y este de la península. El ataque del domingo fue perpetrado precisamente en la zona norte del Sinaí, cerca de la frontera con Israel.

La franja se encuentra sometida a un embargo israelí desde hace más de cinco años. El bloqueo impide, salvo excepciones, la libre entrada y salida del más de millón y medio de personas y de las mercancías. Tras la caída del expresidente egipcio Hosni Mubarak el año pasado, el paso de Rafah, que une Gaza con Egipto, se abrió al tránsito de personas bajo determinadas condiciones. El triunfo de los Hermanos Musulmanes en las presidenciales egipcias el pasado junio colmó de esperanzas al Gobierno de Hamás de que se abrirían las puertas de Gaza, pero el atentado del Sinaí ha hecho saltar por los aires cualquier aspiración de normalidad en la frontera.

Polémica en el entierro

Al entierro de los 16 fallecidos en el atentado del domingo faltó Mohamed Morsi y el primer ministro, Hisham Kandil -que fue atacado por un grupo de manifestantes tras su llegada a la mezquita Al Rashdan, donde tuvieron lugar los rezos-. La ausencia de los altos cargos ha desatado la polémica, ante la que el portavoz presidencial, Yasser Alí, ha argumentado que se pretendió evitar "obstáculos" a los asistentes.

"El lugar estaba cargado de emociones, y, por ese motivo, el presidente decidió no ir. El mariscal de campo Hussein Tantawi -ministro de Defensa y presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas- ha acudido en su nombre', ha explicado Alí.

Poco después de la ceremonia, Morsi ha ido al hospital militar de Qoba, ubicado cerca del palacio presidencial, para visitar a los soldados que resultaron heridos en el ataque contra la comisaría.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.