Header Ads

Trending
recent

Mientras Occidente financia la yihad, El-Asad arma a los cristianos para que puedan defenderse de los islamistas


Los cristianos saben que serán masacrados por los yihadistas. Los militares han repartido «1.500 subfusiles de asalto» entre familias cristianas de Bab Touma y aquéllos que no recibieron un arma tuvieron la oportunidad de ir a solicitarla a la comisaría más próxima.

Las dos condiciones exigidas por las fuerzas de seguridad eran haber cumplido el servicio militar y el compromiso de no sacar el arma de casa hasta que sea necesario. «Esto es nuevo en Damasco y se ha extendido a las aldeas de las zonas rurales donde operan milicias cristianas que apoyan al Ejército en la protección de las comunidades», asegura Abu Paul, contrariado porque «tenemos miedo de los salafistas y Occidente, en vez de ayudarnos, les da dinero para que nos asesinen, como en Irak». Junto a los cristianos, también miembros de la comunidad drusa consultados confirman el reparto de armas para la seguridad de barrios como Yaramana.

Pese a los fuertes enfrentamientos en la periferia desde enero, el reloj se paró en la capital el 18 de julio tras el atentado que costó la vida a la cúpula de seguridad. En las 72 horas posteriores, la ciudad contuvo la respiración. Las calles se vaciaron y los ciudadanos sufrieron por primera vez en sus propias calles lo que el resto del país venía padeciendo desde febrero de 2011.

Las minorías religiosas empezaron a recibir armas, en muchos casos por petición expresa de las comunidades; creció el número de puestos de control, los helicópteros comenzaron a patrullar el cielo damasceno y los tanques tomaron posiciones en zonas conflictivas. Las huellas del paso de las orugas metálicas han quedado como cicatrices en el asfalto de plazas céntricas como la de Abasiyin.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.