Header Ads

Trending
recent

Daniel Pipes | Los misioneros de tebeo del islam

¿Los tebeos como método de conversión al islam (da'wa)?

Sí. Hace un año, la Universidad de Harvard celebró un taller para enseñar a los dibujantes cómo abordar "la inquietud de los estadounidenses con el islam y Oriente Próximo". Y a finales de esta semana, la Universidad de Georgetown proyecta un documental de la PBS, ¡Bim! ¡Bam! ¡Islam! que distingue a un tebeo titulado Los 99.

 






¡Bim! ¡Bam! ¡Islam!

Los 99 suena inofensivo. Adweek describe su temática como "un equipo de superhéroes multinacional que forman un grupo para combatir a las fuerzas del mal". La cadena infantil norteamericana Hub explica en mayor detalle que "Creada por el conocido erudito de Oriente Próximo y psicólogo clínico Naif al-Mutawa, la serie consiste en los avatares de unos superhéroes que tienen que trabajar juntos para maximizar sus poderes. Cada miembro de Los 99 encarna uno de los 99 valores globales como el conocimiento, la clemencia, la fortaleza o la sinceridad, y proceden de 99 países diferentes de siete continentes. Los superhéroes de la serie son personajes diseñados para servir de referentes positivos, representando diferentes culturas que trabajan juntas para promover la justicia y la paz"

¿Quién va a poner reparos a "la promoción de valores globales… que representan a las diversas culturas"?

Pero un examen más detenido revela la naturaleza islámica del tebeo. El título, 99, se refiere al concepto islámico de que Dios tiene 99 nombres, apareciendo en el Corán cada uno de ellos representando alguna faceta de Su carácter: el Clemente, el Misericordioso, el Amable, el Más Sagrado y el Pacífico, pero también el Vengador, el Verdugo o el Causante de la Muerte.

El tebeo, publicado por el kuwaití Teshkil Media Group, cuenta un relato en parte fantástico y en parte real que comienza en el año 1.258 d. C., cuando los mongoles asediaban Bagdad. Los bibliotecarios salvaron supuestamente los conocimientos de la principal biblioteca de la ciudad codificándolos en 99 gemas que se repartieron por el mundo. Los héroes tienen que encontrar estas "gemas de poder" antes de que las encuentre el archivillano. Cada uno es un musulmán corriente que, a través del contacto con una gema, logra poderes sobrehumanos y representa uno de los 99 atributos divinos.

Los superhéroes son musulmanes todos (es decir, ni cristianos, ni judíos, ni budistas, ni hindúes), procedentes algunos de países occidentales como Portugal o Estados Unidos. En contraste, los malos son principalmente no musulmanes.

Al-Mutawa describe objetivos contradictorios en Los 99. A veces insiste en que "No pretendo convertir a nadie". En esta línea, espera "que los chavales judíos crean que los personajes de Los 99 son judíos, y que los chavales cristianos crean que son cristianos, y que los chavales musulmanes crean que son musulmanes, y que los chavales hindúes piensen que son hindúes".



Otras veces dice que inventó la serie al llegar a la conclusión de que "elmundo árabe precisa de referentes mejores". Aspiraba a desarrollar "un abanico de superhéroes nuevo para los chavales del mundo islámico" y esperaba de su trabajo "pueda ayudar a salvar a una generación" de musulmanes. Hasta piensa que sus personajes de tebeo pueden "salvar la reputación del islam". En realidad, el debate de Los 99 pone el acento en el componente islámico. El New York Times destaca que sus superhéroes "apelan específicamente a los lectores musulmanes jóvenes y se centran en virtudes musulmanas". El Times (londinense) describe el objetivo de la saga como "inculcar valores islámicos de toda la vida a los chavales cristianos, judíos y ateos".

De igual forma, Barack Obama elogiaba el tebeo por "haber captado la imaginación de muchos musulmanes jóvenes con superhéroes que encarnan las enseñanzas y la tolerancia del islam". Una entidad islámica bancaria cuyos productos "satisfacen totalmente los principios de la ley islámica" invertía 15,9 millones de dólares en la editorial Teshkil y la elogiaba por "destacar la rica cultura y la herencia del islam".

 






La portada del tebeo.

 

En resumen, Los 99, disponible tanto en árabe como en inglés, tiene un contenido abiertamente islámico y promueve explícitamente el islam. De acuerdo, su islam tiene facetas modernas, pero entre los no musulmanes la saga practica una da'wa encubierta.

Además de los tebeos, Al-Mutawa ha desarrollado unas cuantas alternativas (tebeos en la red, juegos, carteras para el almuerzo y parques de atracciones) y tiene pensadas otras (prensa de tebeo, pegatinas y a lo mejorjuguetes). Pero sobre todo, quiere dibujos animados. Aunque la cadena Hub tenía planeado emitir Los 99, no llegó a hacerlo sobre todo a causa de que las críticas hicieron que se distanciara de instigar "valores islámicos a chavales cristianos, judíos o ateos".

 






Cinco de "Los 99", por la izquierda: Mumita (supervelocidad), el Dr. Razem (un experto gemólogo), Rughal (poderes de ocultación), Jabbar (flexible) y Noora (distingue la verdad).

 

En resumen, al adoctrinamiento islámico de los chavales occidentales, presente ya en los centros escolares a través de libros de textomateriales de apoyo y excursiones, se suman ahora los tebeos y sus múltiples secuelas, reales y potenciales. Los 99 estará bien para los chavales musulmanes pero, con independencia del apoyo de la Universidad de Georgetown, los chavales no musulmanes no deberían de exponerse a la propaganda evangelizadora de esta naturaleza.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.