Header Ads

Trending
recent

Dan Ritto | “Tenía que elegir y he elegido la libertad”

En la edición de ayer del Ekstra-Bladet, (un periódico danés), se podía leer un gran titular: ‘Aquí se aplica la Sharia’, y se veía un mapa de las regiones del país donde los imanes y esas denominadas ‘asociaciones culturales’ han establecido un sistema paralelo de justicia basado en la sharia.

Uno de ellos es Gellerup Parken, donde yo he vivido y donde participé en lo que yo pensaba entonces que era un trabajo de integración de los inmigrantes en la sociedad. trabajar para integrar a los inmigrantes en la sociedad. Según ese periódico, los expertos coinciden en pensar que estos lugares serán antidemocrático de aquí a 10 o 15 años. Sin embargo, creo que Gellerup ya ha llegado a serlo, aunque todo esto depende por supuesto de lo que se entienda por “democracia”. (…)

Después de haber vivido un tiempo allí , me convertí en un miembro activo de la asociación “Multikulturel Forening” (Asociación Multicultural). Incluso llegué a ser vicepresidente. Pero antes de eso, después de haberme mudado, tuve nuevos vecinos. Un tipo muy agradable, vino con su familia, entre ellos un hijo en una silla de ruedas. Nadie en la familia hablaba otra lengua que el árabe, por lo que en realidad nunca tuve oportunidad de discutir con ninguno. Pero siempre me sonrió y me saludó cordialmente, y todos me causaron muy buena impresión, incluido el jefe de la familia. Su nombre era Cheikh Raed Hlayhel, y era el imán de la mezquita de Grimshøjvej, pero eso no me interesaba mucho en aquellos tiempos. Más tarde, cuando explotó el tema de las caricaturas, me quedé muy sorprendido al saber que mi buen vecino fue uno de los imanes que viajó por todo el Oriente Medio para difundir mentiras sobre Dinamarca.

Un día Hlayhel desapareció del país. Se desvaneció en el aire. Un día estaba allí, al siguiente, no. Los periódicos escribieron entonces que era porque no estaba contento de ver que los dibujantes de caricaturas no fueran castigados por los tribunales daneses. (..) Hlayhel Sheikh era un buen vecino y al mismo tiempo, un enemigo de mi país. Esta es la primera vez que experimenté las dos caras del Islam.

Pero volviendo al tema, yo era entonces el vicepresidente de la “Asociación Multicultural”. Y como en esa época yo era también un miembro activo de Venstre Det Radikael (literalmente, la izquierda radical, un partido muy pro-inmigracionista) , hubo algunas personas que confiaron en mí. Entre ellos,de forma irónica, delincuentes habituales con los que compartí mi mesa a menudo en Vest Bazar (un centro comercial local). Ellos me enseñaron muchas cosas durante esos años.

Por supuesto, yo quería entender el islam, así que les hice muchas preguntas. Y todo el mundo, jóvenes y viejos, tanto los criminales convictos como los activistas de asociaciones y los comerciantes, me dijeron que los musulmanes habían venido a crear una nueva sociedad en este país. Eran completamente claros y transparentes al respecto, e incluso orgullosos de serlo. Debido a que sería mejor que la que teníamos, me dijeron. Y como yo no estoy en contra de que las cosas mejoren, muchos de ellos me hablaron de las numerosas bendiciones que aportaría la sharia. En su mayoría evitaron hablarme de los castigos, pero no pudieron ocultar el concepto de “dhimmi” (la situación de los no-musulmanes bajo la ley sharia). Y lo que me dijeron lo he confirmado después por el Corán y otras fuentes.

También entendí lo que ellos querían decir con “multiculturalismo”. Es decir: que los musulmanes deben vivir y ser juzgados de acuerdo con la sharia, y nosotros, según nuestra legislación. Salvo que nuestras leyes no deben contradecir la Sharia. Por eso me fui de esta asociación, sobre todo porque no quería colaborar con eso.

Una vez en aquella época sospeché que los imanes (o algunos de ellos por lo menos) se relacionaban directamente con los grupos de jóvenes que los medios de comunicación y la policía llama “pandillas”. Nunca pude probarlo, ni entonces ni ahora, pero me doy cuenta de que el artículo del Ekstra Bladet establece, sin decirlo, una relación entre el respeto por la autoridad de los tribunales de la sharia y la existencia de grupos de jóvenes en torno a las asociaciones multiculturales y mezquitas. ¡Que el lector inteligente saque sus propias conclusiones!

Muy a menudo se me ha dicho: “Tenemos nuestras propias reglas aquí”, y que la policía no tenía por qué intervenir para resolver los problemas. En aquel entonces yo no podía imaginar que había tribunales de sharia en pleno centro de Aarhus, pero ahora entiendo que esto era lo que querían decir.

Además de eso, sé que durante los disturbios del invierno de 2008 (cuando las caricaturas de Mahoma fueron publicadas nuevamente), los de Gellerup fueron directamente orquestados desde el interior del Ayuntamiento de Yggdrasil, donde los padres de la mayoría de manifestantes hablaban con algunos imanes. [...]

Durante los tres años y medio que viví en ese barrio, vi en tres ocasiones rifles AK-47 mostrados en público. No hubo tiros, sólo exhibiciones. Y además pistolas y cuchillos por aquí y por allá. Mi conclusión es que hay un montón de armas en circulación aquí. (…)

Y los políticos locales aquí en Aarhus, saben perfectamente lo que es la realidad Gellerup/Toveshøj. Dos ejemplos: hace algún tiempo, el ayuntamiento quería implementar un proyecto de embellecimiento de Aarhus, e intentó cuidadosamente obtener el apoyo del Consejo de Imanes. Durante estas negociaciones, los imanes (que se autodenominan “sociedades islámicas”, que es lo que realmente son) modificaron un poco el plan. Sólo con esa modificación, y también gracias a un “compromiso” con los socialdemócratas sobre la construcción de una mezquita en el centro del barrio, llegaron a un acuerdo. Y sólo después de eso los políticos se atrevieron a proponer el proyecto al pleno municipal. ¡Los imanes debían aprobarlo primero!

Otro ejemplo es Nicolaj Wammen (socialdemócrata), el alcalde que aún teníamos hasta hace unas semanas. Fue elegido dos veces alcalde de Aarhus, y cada vez llevaba a su debido tiempo, antes de las elecciones, largos conciliábulos con las “sociedades islámicas” que he mencionado antes, es decir, con los imanes. Wammen quería su apoyo, y por lo tanto, la mayor parte de los votos de los musulmanes en Aarhus. (…)

Y ahora Wammen aspira a ser elegido miembro del Parlamento de Dinamarca, y espera o un gran trabajo en el nuevo gobierno, o la dirección del Partido Socialdemócrata en lugar de Helle Thorning Schmidt, en caso de perder las elecciones. (…)

Los imanes tienen tal poder a Gellerup que el barrio es ya anti-democrático. ¡No hay que esperar 10 o 15 años, como parece pensar el Ekstra Bladet!

No sé nada de la situación de los otros sitios que menciona el periódico. Pero yo sé como nadie lo que he podido ver en el caso de los ataques a los supermercados Netto Nørrebro: fue un imán de origen danés el que ordenó a la banda de delincuentes más grande del barrio que detuvieran la violencia, después de haber negociado él mismo con Netto. A pesar de que estuvo acompañado por el líder de la banda, un personaje amenazante. Y la situación se pone realmente interesante cuando se combinan las declaraciones del Ekstra Bladet sobre cómo los tribunales paralelos de sharia hacen aplicar sus decisiones con mi propia experiencia de vida en Gellerup y las sospechas que alimenté después. Una vez más, no puedo hacer ninguna conclusión o demostrar nada, so pena de castigo por difamación. Sólo puedo sentir perplejidad con la relación que tiene el imán con la mayor panda de delincuentes de Nørrebro, en cuanto a su autoridad obvia sobre esta panda.

A menudo me preguntan por qué he cambiado de opinión. ¿Cómo he podido pasar del envidiable estatuto de vicepresidente del “Multikulturel Forening” a hacer una crítica severa y sin concesiones al islam? Ahora ya lo sabéis. Critico el islam porque conozco a la vez a los musulmanes y al islam. He tenido que elegir, y he elegido la libertad. Porque la libertad es mejor que la esclavitud, porque la luz es mejor que la oscuridad, porque la civilización es mejor que la barbarie islámica.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.