Header Ads

Trending
recent

Juzgan el jueves a un musulmán acusado de financiar la yihad desde una carnicería de Burgos

La Audiencia Nacional juzgará este jueves al  islamista Abdelkader Ayachine de un delito de integración en organización terrorista que habría cometido al financiar la 'yihad' o guerra santa desde la carnicería de Burgos que regentaba.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal, que no pudo juzgarle en mayo pasado porque no se presentó a la vista oral, celebrará el juicio después de que el acusado fuera entregado en junio pasado por las autoridades de Bélgica en virtud de una orden europea de detención y entregra dictada por el presidente del tribunal, Fernando García Nicolás.

Ayachine, de nacionalidad argelina y con antecedentes por homicidio, maltrato en el ámbito doméstico y corrupción de menores, se enfrenta a una petición del fiscal Daniel Campos de diez años de cárcel. El representante del Ministerio Público le acusa de liderar una célula salafista-yihadista que se habría dedicado a favorecer la guerra santa en Irak y Afganistán a través de la captación de futuros 'muyaidines'.

El otro enjuiciado en este procedimiento, Wissan Lofti, fue condenado a cinco años de cárcel por colaboración con organización terrorista por la Audiencia Nacional aunque el Tribunal Supremo le absolvió el pasado viernes argumentando que enviar dinero a familiares directos de presos para que atiendan a sus gastos mientras están en prisión "no es, obviamente, financiar el terrorismo", máxime cuando se ignora si el recluso pertenecía a algún grupo de esa índole.

CARNICERÍA REGENTADA POR UN TERRORISTA DE CASABLANCA

En su escrito provisional de acusación, el fiscal sostiene que la célula comenzó a operar en el año 2000 bajo la cobertura de una carnicería musulmana que regentaba uno de los autores de los atentados de Casablanca cometidos en mayo de 2002, Bouchaib Magher.

Tras la detención de éste último, Ayachine se hizo cargo del comercio y asumió el papel de líder de la célula junto a su lugarteniente, Lofti. Según el representante del Ministerio Público, el grupo radical mantenía contactos con otras células yihadistas europeas, principalmente en Suecia y Dinamarca.

En poder de ambos acusados se incautaron vídeos destinados a la difusión del mensaje yihadista. Los dos utilizaban también internet "para su labor de proselitismo" e intervenían con frecuencia en foros y chats en los que compartían comentarios y opiniones sobre la yihad o intercambiaban información sobre la fabricación de explosivos, dice el fiscal.

El escrito del Ministerio Público asegura que la labor de la célula condujo a la captación de al menos una persona y añade que tanto Ayachine y Lofti recaudaban fondos que enviaban posteriormente a Magher.

Contra Ayachine pesan otras tres condenas. En 1994 fue condenado por homicidio y en 2007 por maltrato en el ámbito doméstico. Además, un juzgado de Burgos le condenó en 2009 por corrupción de menores debido a que, tras su detención por orden de la Audiencia Nacional, se localizaron en el disco duro de su ordenador decenas de búsquedas, descargas de imágenes y vídeos, y participaciones en foros de contenido pornográfico, pero el Tribunal Supremo anuló la vista oral y ordenó repetirla de nuevo.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.