Header Ads

Trending
recent

Juan JoséTamayo, teólogo "progresista", ha afirmado: "El retorno del islam a España puede permitirnos recuperar nuestra identidad”.

Por Dazibao-Ñ-/
Juan José Tamayo, “teólogo progresista”, ha afirmado: “El retorno del islam  a España puede permitirnos recuperar nuestra identidad”. Y ha añadido: “Este pluralismo saca a España, después  de cinco siglos, de la falsa apariencia de que sólo existía una religión”.

Tamayo, Director de la Cátedra de Teología “Ignacio Ellacuría” de la Universidad Carlos III,  ha impartido en la localidad almeriense de Aguadulce una conferencia sobre “el pluralismo”. El personaje, teólogo de cabecera de la subvencionada Junta islámica, durante su intervención afirmó: " Este pluralismo saca a España, después  de cinco siglos, de la falsa apariencia de que sólo existía una religión"... y permite el retorno del islam lo que va a suponer, poder recuperar nuestra historia, una parte muy importante de nuestra identidad y poder definir, por fin, qué es España". Tamayo, de quien no se sabe si es un afamado experto en la Sharía o en la doctrina cristiana, apostilló que: “El catolicismo continúa dominando en los grandes debates sociales y, por lo tanto, no hay condiciones de igualdad", lo que significa, según el mariachi de la Junta Islámica, que la fe mahometana queda relegada a una posición secundaria en nuestra sociedad.¡Gran injusticia!

El regreso de los secuaces de Mahoma, pontifica el botarate de la Carlos III, “nos permitirá poder definir, por fin, qué es España”; además, gracias a la luz del islam, será posible que “recuperemos nuestra historia”, aunque en versión chiita o wahabita, por supuesto. Sin embargo, pese a que un teólogo propenso al disparate piense lo contrario, los españoles no necesitamos que los clérigos iraníes o los imanes wahabitas nos cuenten nuestra propia historia.

En el año 711, fecha que debería recordar el referenciado catedrático en desvaríos varios, un  devastador ejército extranjero y sarraceno irrumpió en España para imponer a sangre y fuego su fe religiosa. Durante los primeros tiempos de la resistencia, los musulmanes, con ánimo de exterminio, invadían las tierras del incipiente Reino de Asturias. Y tras las incursiones, los almuédanos, sobre montículos formados con las cabezas de los cristianos caídos, llamaban a la oración en el campo de batalla a los victoriosos yihadistas que gritaban: “Alá es grande”. Almanzor, declarado enemigo de la “multiculturalidad”, durante una de sus más feroces razias arrasó Barcelona y degolló a todos sus habitantes; luego, saqueó Santiago de Compostela y arrasó cuantas ciudades y aldeas quiso causando gran mortandad; finalmente, regresó a Córdoba con las campanas de la catedral de Santiago transportadas a lomos de cristianos. ¿Es ésta la memoria que quiere "recuperar" Tamayo? No, evidentemente.  El teólogo de izquierdas, siempre citado y bien alabado por los cuates subvencionados de Webislam, intenta, con sus milongas obscenas, presentarnos un pasado burdamente falsificado en el que el islam representa la sabiduría, la paz y el amor, mientras que reserva para el cristianismo y España los juicios más desfavorables.

Tamayo, el típico esperpento intelectual de nuestra sociedad, ama el cuscús, el niqab y la chilaba; se recrea en la torpe causa palestina y la civilización occidental le inspira tanto desasosiego como la cruz, los ajos  y el agua bendita, a la niña del Exorcista. Para este adefesio ideológico de nuestro tiempo no existe Asia Bibi; los cristianos no son masacrado en Sudán, Egipto, Irak, Irán, Arabia o Somalia, y los homosexuales y mujeres gozan de un estatus privilegiado en la Umma. Tamayo, el teólogo, no tiene remedio, como tampoco el cura Chamizo o el obispo Carlos Amigo,  defensores ambos de la construcción de una mega mezquita en Sevilla. C'est notre "cour" multiculturelle.

*En la imagen aparecen Mansur Escudero, fallecido subvencionado de la Junta Islámica, y el desconocido teólogo Tamayo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.