Header Ads

Trending
recent

Ghulam Abbas, un mendigo discapacitado psíquico, fue quemado vivo por arrancar páginas del Corán

Por Dazibao-Ñ-/
Los cristianos paquistaníes censuran  que el gobernador del Pujab no haya condenado el   asesinato de Ghulam Abbas, un disminuido psíquico musulmán, que fue quemado vivo por rasgar unas páginas del Corán.

El 4 de julio, G. Abbas, mendigo y discapacitado mental, desgarró unas hojas del Corán, acto por el que fue inmediatamente detenido, conducido a dependencias policiales y acusado de haber cometido delito de blasfemia, que en Pakistán se castiga con la pena de muerte.

La noticia del ultraje al libro basura se extendió con rapidez por mezquitas y madrazas. Unos 3.000 creyentes enloquecidos se dirigieron hasta la comisaría donde se encontraba bajo custodia policial el mendigo, para exigir que el prisionero les fuera entregado con la intención de que la justicia de Alá prevaleciera sobre los impíos. Y como la policía se negó a la entrega del prisionero, la turba irrumpió violentamente en la comisaría, pese a la resistencia ofrecida por los agentes, y capturó al mendigo blasfemo que fue arrastrado hasta la calle para ser ajusticiado. Los delincuentes alargaron cuanto pudieron la agonía del desgraciado; primero, lo lincharon; después, todavía vivo, le prendieron fuego.

Los cristianos paquistaníes, víctimas de la diaria e inhumana represión ejercida por los seguidores del “profeta” pedófilo, denuncian que las autoridades regionales no han practicado detención alguna; afirman que la atroz muerte de G. Abbas quedará impune y declaran que la Ley contra la Blasfemia es una norma inicua... por la que, por ejemplo, fue condenada a muerte Asia Bibi, cristiana que se sigue pudriendo en una sucia celda en espera de su ejecución.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.