Header Ads

Trending
recent

Sharia4Belgium: «Nosotros los musulmanes no tenemos ni un gramo de respeto por vosotros, infieles»


Joelle Milquet, la ministra del Interior del gobierno federal belga ha prometido castigar las declaraciones «inadminisbles y alucinantes» de los responsables del grupo islamista radical «Sharia4Belgium» en una rueda de prensa en la que justificaban la actitud de una de sus seguidoras que agredió a una agente de policía por negarse a descubrir su rostro. El barrio bruselense de Molenbeek, donde reside una importante comunidad inmigrante de confesión musulmana, ha vuelto a la normalidad después de serios incidentes el pasado jueves que llevaron a las autoridades locales a declarar el toque de queda.

La ministra Milquet ha declarado que «más allá de los hechos inadmisibles, las declaraciones alucinantes en la manifestación, en la conferencia de prensa y en el vídeo que ha sido publicado son inaceptables y profundamente condenables». Fouad Belkace, el portavoz de esta organización extremista se había declarado orgulloso de la actitud de Stephanie, una belga convertida al islam que se negó a descubrir su rostro ante los requerimientos de una agente de policía, puesto que en Bélgica está prohibido el uso del «niqab» o cualquier prenda como el «burka» que oculte la cara de las personas.

Belkace llegó a decir que «puesto que las mujeres occidentales solo quieren mostrarse como objeto de deseo» la policía con la nariz rota de un cabezazo «podría aprovechar para hacerse la cirugía estética». Y que «si Dios hubiera querido, le habría roto la espalda». La rueda de prensa de la organización estuvo salpicada de declaraciones como que «nosotros los musulmanes no tenemos ni un gramo de respeto por vosotros, infieles, ni por vuestra forma de vida, porque nuestra religión es superior a la vuestra».

Estas declaraciones, según Milquet, «tendrán consecuencias» puesto que «la justicia está haciendo su trabajo» mientras que las fuerzas de seguridad «reforzarán su lucha contra el radicalismo» para lo cual prevé que se ponga en marcha un «plan específico».

El problema es que el incidente amenaza con tener implicaciones políticas entrelazadas en todas direcciones. Un diputado socialista de la ciudad de Bruselas, de origen marroquí, Jamal Ikazban, ha denunciado en la prensa que los hechos «son fruto de provocaciones de las dos partes», pero la realidad es que los liberales, que están en la oposición en Molembeek, han culpado a los socialistas de haber fracasado con su política de integración. El jueves, cuando alrededor del incidente de identificación corrió la voz de que una musulmana había sido violada, se produjo una manifestación espontánea y para contener a la muchedumbre la policía tuvo que enviar cinco pelotones, dos cañones de agua y un helicóptero.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.