Header Ads

Trending
recent

Según el nuevo presidente de Egipto: "La yihad es nuestro camino y morir en el nombre de Alá es nuestra meta"

Por Dazibao-Ñ-/
Mahoma Morsi, nuevo presidente de Egipto, afirmó durante su campaña electoral: “La Yihad es nuestro camino y morir en el nombre de Alá nuestra meta”. Morsi, tras ser declarado ganador de las elecciones, fue felicitado por Obama. Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca elogió “el hito de la transición democrática” del pueblo egipcio, al que apoyará en sus aspiraciones para que se hagan realidad las promesas de la revolución que acabó con el régimen de Hosni Mubarak a comienzos de 2011.

Catherine Ashton, funcionaria de Exteriores de la Unión Europea, ha definido la victoria del representante de los Hermanos Musulmanes como un gran acontecimiento democrático, lo que hace suponer que esta acémila, al igual que Obama, no ha seguido la campaña electoral del candidato de los Hermanos Musulmanes a la presidencia del país.

Morsi, ese demócrata sin mácula según Occidente, afirmó el pasado sábado ante un entregado público: “El Corán es nuestra constitución, el “Profeta” nuestro líder, la yihad nuestro camino y la muerte en el nombre de Alá nuestra meta”(...) jamás, hasta el día de hoy, Egipto ha estado tan cerca de convertirse en un Estado islámico (...) hoy podemos imponer la sharía, porque la nación sólo podrá prosperar si sigue los postulados del islam. Los Hermanos Musulmanes y el Partido de la Libertad y la Justicia serán los conductores del proceso”. Las palabras clave de las soflamas del nuevo presidente son: Corán, guerra santa y muerte. Y ante tan intranquilizadores mensajes huyen de Egipto los cristianos coptos, los laicos y los profesionales cualificados extranjeros antes de que sea demasiado tarde.

Desde que se inició la “Primavera Árabe” más de 100.000 cristianos han iniciado un doloroso éxodo; el turismo, principal fuente de ingresos, casi ha desaparecido; las escasas libertades individuales existentes se encuentran en trance de extinción; el negro niqab se impone y el país se hunde en un mar de luto, aunque de las ocurrencias de una acémila y un fantoche de gran sonrisa se desprenda lo contrario.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.