Header Ads

Trending
recent

Otra periodista es violada en la Plaza Tahrir de El Cairo

Por Dazibao-Ñ-/
En la Plaza Tahrir han sido violadas o agredidas sexualmente intrépidas reporteras como Logan y Mona Eltahawy, además de alguna despistada turista holandesa; sin embargo, la romería a tan pintoresco lugar de aguerridas gacetilleras no cesa. El pasado domingo, Natasha Smith, una rubia periodista británica, fue asaltada por varios centenares de mahometanos en Tahrir que la agredieron y vejaron. La próxima rubia que se persone en tan pintoresco lugar... tal vez no pueda contar su experiencia en su blog.

Natasha Smith, periodista británica, cuenta en su blog cómo se personó en la Plaza Tahrir, donde reinaba un aire festivo, para informar sobre la victoria electoral de Mursi. Según Smith, inopinadamente, una muchedumbre de centenares de muslimes se transformaron en animales libidinosos que le robaron la cámara, la injuriaron, la arrastraron por las inmediaciones, le arrancaron las ropas hasta dejarla como Alá la trajo al mundo, la patearon, le tocaron las tetas con ánimo lúbrico y le introdujeron numerosos dedos por el consonante y el “tuerto”. Natasha, mientras que los lúbricos mahometanos intentaban abrirle las piernas, gritaba: “¡Salam! ¡Alá!. Y se le respondía con sorna coránica: “ ¡Mais salaama!”... que significa “adiós”.

La víctima de la tumultuosa agresión sexual, con grandes esfuerzos, pudo ser conducida hasta una hospital de campaña próximo, donde quienes allí se encontraban tuvieron que bloquear la entrada con una barricada de sillas y otros objetos para impedir la entrada a los excitados seguidores de Alá. Pero como la rugiente y amenazante multitud seguía rodeando el refugio de la imprudente británica, alguien decidió con notable ingenio vestirla con un buen burka para poder depositarla sin riesgo alguno en el hotel en el que se alojaba. La astuta operación de distracción  fue un éxito y la británica ya se encuentra en Londres sana y a salvo, contando sus tribulaciones acontecidas en el país del Nilo.



Mona Elhatawy y Logan también visitaron Tahrir al estallar la "Primavera Árabe" , donde fueron víctimas de  "acalorados, lascivos y tumultuarios recibimientos".  Sin embargo, en el  mundo islámico no sólo las mujeres anglosajonas de blancas mantecas son objeto de venganzas anticolonialistas concupiscentes, como lo demuestra el hecho de que el mítico héroe inglés Lawrence de Arabia fuera violado por los turcos al entrometerse en cuestiones internas de agarenos.

Todo el mundo conoce qué tipo de gentuza acude a las manifestaciones convocadas en la Plaza Tahrir por los Hermanos Musulmanes, salvo las rubias periodistas británicas y canadienses. Y estas féminas, profesionales temerarias y de escasas luces,  que desconocen cómo actúan los violadores profesionales en Tahrir pretenden informarnos sobre la realidad política e intrahistórica de Egipto. Craso error.

 

1 comentario:

  1. El "elemento" que escribe este tipo de noticias es un poco cortito,,, ¿ verdad ?

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.