Header Ads

Trending
recent

¿Primavera árabe? Diputados defienden la ablación de clítoris

El diputado Nasser al Shaker, miembro del partido salafista Nour, ha defendido la práctica de la ablación del clítoris en Egipto por estimar que forma parte del camino (sunná) marcado por el profeta Mahoma en el Islam, al tiempo que ha asegurado que la exprimera dama Suzanne Mubarak, esposa del expresidente Hosni Mubarak, fue una de las principales impulsoras de la ilegalización de la mutilación genital femenina, aprobada en 2007.

Al Shaker, que ha presentado una proposición de ley para legalizar la práctica, ha asegurado que los notables e intelectuales egipcios han dado su visto bueno a la ablación y han considerado que forma parte de la Sunná. En declaraciones a la cadena de televisión Mehwar, el diputado ha explicado que entre los expertos que apoyan su postura figuran el imam Mohamed Sayed Tantawi, Abdel Halim Mahmoud, el exmiembro de la Academia de Investigación islámica Attiya Saqr y el antiguo mufti Nasr Farid Wasel.

La ablación

Es un drama inexplicable para los de Occidente, que viene de tiempos ancestrales, más allá del período de los faraones egipcios. El rito de la ablación comienza en la niñez de la mujer islámica, musulmana, etc., es la eliminación del clítoris, que existe hasta nuestros días.

Da la impresión que el velo que cubre el rostro de las mujeres islámicas es la respuesta a lo que dicen sus fuentes, su historia, las diferentes tradiciones y el pensamiento machista, sobre todo respecto al uso del velo, que es para cubrir parte de la inhibición sexual de aquellas mujeres.

Según la UNICEF, (United Nations Children’s Fund – Organización de Naciones Unidas que promueve la protección de los derechos del niño) existen en la actualidad, entre 100 a 150 millones de niñas de alrededor de 1o años y menos, de diferentes etnias que han soportado el dolor de la exterminación del órgano eréctil de la mujer.

La acción de despojar del clítoris al cuerpo femenino es una práctica musulmana, que responde a una sociedad machista, así la mujer no tendrá ningún deseo de irse con un hombre que no sea su marido, puesto que el deseo sexual casi no existiría.

Para el Occidente, es impensable que la mujer que ha sufrido la ablación quede algunas veces, incapacitada para mantener relaciones sexuales, así como para dar a luz. Además, la “operación” -realizada generalmente sin los medios mínimos de limpieza y esterilización- puede causar grandes dolores y puede llevar a hemorragias prolongadas, infecciones, infertilidad e incluso la muerte, según informes médicos, advierte UNICEF en su página web.

Esta acción es una verdadera agresión a la mujer musulmana, aunque el director de la fundación “pacifista” Assalaam Foundation, Don Hahim, intenta explicar que eso es positivo para la mujer musulmana y que le brinda tres grandes ventajas, después de haber sufrido ese ritual que sólo dura unos minutos: las hace más hermosas, les fortalece la psiquis y da el equilibrio a la libido (¿).
Muchos se preguntan, ya que esto no está inscrito en el Corán:

¿Cuál será la razón fundamental de este acto tan trágico?

Las justificaciones para argumentar esta práctica en vigor en 2008 son varias:

1.-Sociales: La castidad.
2.-Religiosas: La religión lo exige.
3.-Psicológicas: Hacer dulces y sumisas a las mujeres y preservar el buen juicio.
4.-Espirituales.
5.-Medicas: Evitar que el clítoris crezca a un tamaño anormal.

Muchos estiman que la ablación es un subdesarrollo cultural que se manifiesta con extrema crueldad contra la mujer de una sociedad extra machista, como si vivieran mil años atrasados.

La mujer musulmana es considerada siempre como un objeto de trabajo, con jornadas de 56 horas a la semana, mientras el hombre, sólo realiza unas 42 horas.

Lo increíble es que incluso la Universidad de Al Azhar, aprueba la ablación, que es el instituto de mayor autoridad académica y de teología, además de ser una mezquita que fue fundada en el lugar que ocupa Egipto hoy, en el año 988 d.C. Posteriormente, se le convirtió en escuela chií de teología por el Imperio Sunni, y hoy día es considerada -por la mayoría de los musulmanes- como la escuela más prestigiosa. Además es la universidad más antigua del mundo con funcionamiento ininterrumpido como instituto.

Egipto ha intentado legislar contra la ablación, pero hoy, aún se mantiene esta cruel lesión permanente, para la mujer islámica.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.