Header Ads

Trending
recent

Intisar Sharif Abdallah tiene 20 años y 3 hijos. Su lapidación es inminente

Por Dazibao-Ñ-/
El 13 de mayo, una mujer sudanesa de 20 años acusada de adulterio fue condenada a morir lapidada. La joven, madre de 3 hijos, no tuvo acceso a asistencia letrada durante el proceso y sólo “confesó” su delito después de haber sido violentamente golpeada por su propio hermano.

En virtud de lo establecido en el artículo 146 del Código Penal de Sudán, unos  jueces han condenado a muerte a Intisar Sharif Abdallah por considerarla adúltera. Esta nueva víctima de la Sharía, que no tuvo ni un mal abogado de oficio, fue sometida a un proceso en el que se practicaron todas las ilegalidades y aberraciones jurídicas posibles. El tribunal de delincuentes empelucados provocaron la más absoluta indefensión de Intisar negándole, además de la asistencia letrada, un intérprete que le tradujera cuál era su situación procesal, puesto que su lengua materna no es el árabe; por otro lado, la única “prueba irrefutable” que determinó su culpabilidad fue su segunda declaración, efectuada tras recibir una paliza propinada por su hermano.

Intisar se encuentra en la celda de una prisión donde cuida a su hijo de cuatro meses. Su ejecución, lenta, dolorosa y cruel, puede producirse en cualquier momento. Por supuesto, ningún consuelo le aportará saber que la lapidación, forma de dar muerte establecida en los hadices, es una mala interpretación del islam, que es una religión de paz y amor. Sorprendentemente, la mayoría “moderada” de musulmanes sudaneses no ha manifestado mucho rechazo ni dolor por la condena. Todos ellos guardan silencio o callan; hacen mutis o simulan ser mudos, sordos y ciegos.

 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.