Header Ads

Trending
recent

En Liverpool, 11 paquistaníes están siendo juzgados por violación de menores

Por Dazibao-Ñ-/ 
En Liverpool, se está juzgando a 11 paquistaníes acusados, entre otros delitos, de violación de menores. Una de las víctimas, de 13 años de edad, ha declarado ante el tribunal: “La primera vez que tuve sexo con ellos sentí miedo; pero en la siguiente ocasión estaba tan borracha que nada me importó”.



Los miembros de la banda, entre los que se encuentran taxistas, un estudiante y desempleados , buscaban a sus víctimas en dos kebab de Rochdale ( Gran Manchester), donde ofrecían a las  menores  alcohol y drogas. El perfil de las niñas y adolescentes seducidas no variaba: eran de raza blanca, psicológicamente vulnerables,  pertenecían a familias desestructuradas, no asistían a clase y deambulaban durante todo el día por las calles. Algunas de ellas estaban tan destruidas por el alcohol y las drogas que creyeron que sus agresores eran sus “novios”.

Los hampones, que alquilaban a las niñas a buen precio, actuaron en todo momento de manera implacable. Según confesión de las víctimas, una chica de 15 años que estaba borracha y vomitando en la cama fue violada por tres paquistaníes; otra, de 13 años, quedó embarazada y abortó. Todas las menores eran obligadas a mantener relaciones sexuales varias veces al día con diferentes individuos, siempre bajo los efectos del alcohol y las amenazas.

El Mail Online publicó ayer nuevas informaciones sobre este sórdido caso. En concreto, relató la declaración efectuada ante el tribunal por una chica de 15 años que fue violada por un paquistaní de 59. Según la adolescente el indeseable le ofreció vodka, le llevó al piso superior de un kebab y le dijo: “Yo te doy algo y tú haces algo por mí, este es el trato”. La chica suplicó entre llantos que la dejara marchar, sin embargo, el mahometano le respondió: “No llores, te amo”. Luego, en el mismo lugar, otros elementos mantuvieron mediante la fuerza relaciones sexuales con ella, aunque como muestra de buena voluntad le entregaron unas libras esterlinas para que se olvidara del “incidente”.

El proceso contra los 11 paquistaníes prosigue. Las pruebas son contundentes. Y también es evidente que existe una degradación social en el país, que genera menores vulnerables al alcohol y los abusos sexuales. 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.