El Estado Islámico o ISIS, ha prohibido llevar cualquier equipación de fútbol así como los nombres de los jugadores. Según ha podido saber el diario Mirror, se condena con hasta 80 latigazos el descubrir a una persona incumpliendo esta curiosa normativa.

Como aparece en la imagen,​ el ISIS ha prohibido llevar cualquier camiseta que vista con las marcas deportivas de Adidas o Nike. A nivel de selecciones, remarca la negativa de llevar camisetas de las selecciones de Estados Unidos, Francia, Alemania e Inglaterra. A nivel de clubes, Real Madrid, FC Barcelona y AC Milan son los protagonistas de esta prohibición. Pero también se han visto salpicados las dos grandes estrellas del fútbol mundial: Messi y Cristiano Ronaldo. Según el cartel, se prohíbe llevar camisetas tanto del portugués como del argentino, que en la imagen aparecen con sus antiguos dorsales.


Este no ha sido el único ataque a la libertad y al fútbol y es que hace unos meses la sede de una peña del Real Madrid sufrió un doble ataque bomba que terminó con decenas de muertos, heridos. Veremos cual será la siguiente medida del autodenominado Estado Islámico, pero de momento el fútbol está perdiendo por goleada ante la barbarie de los radicales.

ISIS anuncia una condena de 80 latigazos por vestir la camiseta del Madrid o el FC Barcelona

VIDEO | El verdadero rostro de Podemos en sus imágenes


El burkini sigue levantando polémicas en Europa. El último caso sonado llega desde el barrio de La Chana, en Granada. Allí Izquierda Unida puso ayer el grito en el cielo en el Consistorio porque un centro deportivo expulsó este verano a tres mujeres que pretendían bañarse en la piscina con un burkini.

El portavoz municipal de IU, Francisco Puentedura, ha reclamado al Ayuntamiento de Granada que sancione al recinto, que cuenta con una concesión administrativa. Además, su grupo exige que se aclaren los hechos desde el área de Igualdad y Deportes, ya que para ellos se ha “atentado contra los derechos de estas mujeres con una decisión de tinte xenófobo”.

El incidente se produjo en agosto y desde el primer momento provocó la queja de colectivos de inmigrantes y feministas, pero ha sido ahora realmente cuando esta expulsión ha cobrado protagonismo en Granada gracias a la denuncia de Izquierda Unida.

Puentedura aseguró en rueda de prensa que debe concretarse una “normativa clara” por parte del Ayuntamiento para el uso de instalaciones deportivas y públicas, puesto que no se puede prohibir que la gente “se vista como quiera”. “No hay ninguna ley que impida eso más allá de la opinión particular que cada uno pueda tener”, expuso.

Además de la sanción administrativa al centro deportivo del barrio de Chana, Izquierda Unida también reclama al PSOE, partido que gobierna en la ciudad, que las usuarias puedan volver cuando quieran a las instalaciones de las que fueron expulsadas “de forma ilegal e injusta”.

Comunistas, inmigrantes y feministas contra la expulsión de mujeres con burkini en una piscina de Granada


El video ha corrido como la pólvora por las redes sociales. Un sin techo es brutalmente agredido por un inmigrante que lo tira al suelo tras patearle.

Brutal agresión a un 'sin techo' por parte de un inmigrante en Londres


Intereconomía TV cerrará el próximo 20 de octubre, al no tener tesorería para pagar el IVA del tercer trimestre. El propio Julio Ariza ha transmitido a sus íntimos que ya se han acabado las soluciones y les ha animado a buscar trabajo. Según PR Noticias, hace pocos días Intereconomía pagó las nóminas atrasadas de julio y sigue pendiente la de agosto.
Gonzalo Bans, director de Informativos sugería antes del verano a su equipo que se acogiesen al paro los meses de verano, para que el coste de sus salarios fuese asumido por el Estado. Nadie se acogió a esta medida, a pesar de que Bans prometió recontratarles en septiembre. Una nueva muestra de cómo están las cosas en Intereconomía, con graves problemas de liquidez que le impiden afrontar el día a día de sus costes operativos y que le empuja a pasos agigantados hacia un cierre o disolución.
Julio Ariza ha demostrado seguir teniendo protección del PP, porque, como cuenta PR, lleva 18 meses en concurso de acreedores sin pagar un euro a un solo proveedor, sin reducir la deuda. El pasado 3 de marzo de 2015 Julio Ariza enviaba al Grupo Intereconomía al concurso de acreedores después de cuatro años dando tumbos financieros y tras reducir a cenizas a su incipiente grupo de medios de Comunicación acumulando pérdidas de 50 millones de euros hasta 2013 y deudas por 92 millones, todo ello sin conocer las cifras de 2014 y 2015. El síndico elegido para llevar las riendas de la empresa fueFernando Martínez Sanz y su objetivo era principalmente organizar la compañía, sanearla y garantizar los pagos pendientes a proveedores y a la plantilla.
No obstante, 18 meses después de entrar en este concurso nada ha mejorado. Prácticamente ninguna de las deudas a proveedores ha sido pagada. Tampoco ha cobrado Hacienda. El Ministerio publicó la morosidad en la que se encuentran dos empresas de Julio Ariza por una deuda total de 11,1 millones de euros. Las cuentas publicadas reflejan que en estos 18 meses no solo no se ha pagado al Fisco, sino que además han aumentado los impagos en más de un millón de euros. En total dos empresas de Ariza: Intereconomía Corporación e Intereconomía TV deben 8.029.667 y 3.123.546 millones al Estado sólo en impuestos.

Intereconomía TV cerrará el próximo 20 de octubre, al no tener tesorería para pagar el IVA del tercer trimestre


Pegida mi amor
Christine Tasin mi amor (*1)
E incluso, si me lo permite, Pierre Cassen mi amor (*2)

Mi amor para todos los que dicen NO, todos los que se levantan contra el cambio de pueblo y de civilización, todos los que rechazan la conquista y la colonización de Europa, así como la anunciaron, cada cual por su lado, Houari Boumédiène (*3) y Vladimir Putin, sin olvidar esos otros visionarios que fueron Enoch Powell y Jean Raspail.

Hoy una gran esperanza se levanta en el este, se llama Pegida, y tenemos con nosotros a una embajadora que saludamos como la mensajera de la primavera de los pueblos: Melanie Dittmer.

Siempre he pensado que el problema que se nos plantea, y que es el más grave que podamos tener (ya que se trata de la misma existencia y superviviencia de nuestra civilización) sólo puede tener una solución europea, dentro de la unión de todas las naciones y todas las culturas de tradición celta, greco-latina, cristiana por supuesto y también librepensadora.

Europa está colonizada, y lo está mucho más gravemente, mucho más irremediablemente, si no hacemos nada, que lo que ella misma colonizó en su día.

Pero vamos a combatir, lo estamos haciendo ya. La lucha anticolonialista ya ha comenzado, en el camino de Pegida. Un Frente de Liberación Nacional, sección francesa de la Internacional Pegidista ha comenzado la resistencia. Si queréis ayudarla, ofrecedle vuestras competencias, eventualmente algo de vuestro dinero, pero sobre todo vuestra presencia, vuestra visibilidad, vuestros mensajes, todo aquello que puede conducir a la proliferación del frente del rechazo.

Nuestro modelo Pegida tiene a su vez un modelo, el que derribó el Muro de Berlín y abatió el Telón de Acero. Hoy al igual que hace 25 años el adversario parece todopoderoso, el régimen soviético entonces, hoy el poder remplacista, el que promueve la Gran Sustitución, la intercambiabilidad general del hombre y de todo, bajo la excusa de la multiculturalidad y la convivencia. Pero esos dos poderes, el que caýó hace un cuarto de siglo y el que enfrentamos hoy, tienen la misma debilidad que hace que puedan derrumbarse de un día para otro. Están hechos de mentiras, saturados de falsedad hasta lo más profundo de ellos mismos, llenos del vacío de la ilusión fabricada. La verdad puede reducirlos en cenizas al menor golpe, como los colosos de cartón-piedra que son.

La verdad es que no hay multiculturalismo sino una deculturación general que conduce al atontamiento masivo, a la subida de la violencia, al retorno al salvajismo de la especie.

La verdad es que no hay convivencia sino una conquista colonial en curso en la cual nosotros somos los indígenas colonizados y cuyo instrumento es la cantidad, por supuesto, la sustitución demográfica, pero también la permanente delincuencia, el vandalismo de todos los días, las molestias cotidianas que vuelven la vida imposible a la gente, o la espantosa barbarie de la que hemos sido testigos hace poco.

La verdad es que no hay pueblo. Un pueblo es todo lo contrario de lo que hay. Hay comunidades que se disputan cada día más abiertamente un territorio, un territorio sobre el cual esas comunidades tan distintas tienen derechos muy desiguales. Es por eso que hablo sin rodeos de guerra colonial, o para decirlo mejor desde nuestro puento de vista, de guerra anticolonial, de lucha anticolonialista.

La esperanza es que la verdad sea suficiente para derribar las murallas, como hace 25 años. Y en esa verdad incluyo la ley, las victoria electorales, los cambios políticos, la constatación de la incompatibilidad de carácteres, el gentlement agreement, el divorcio (tanto más fácil de obtener como que nunca hubo consentimiento en ese matrimonio...), la remigración, el control efectivo del Mediterráneo...

Si la verdad no fuera lo suficientemente fuerte como para alcanzar esos resultados, no habría más alternativa que la sumisión o la lucha armada. La primera ya ha comenzado. La segunda también, y no la hemos iniciado nosotros.

Renaud Camus

(*1) Presidenta de Résistance Républicaine

(*2) Fundador de Riposte Laïque

(*3) Houari Boumédiène, presidente de Argelia 1965-1978. Es el autor de la célebre amenaza contra Europa: "El vientre de nuestras mujeres nos dará la victoria..."

Declaración de Renaud Camus a los resistentes contra el islam


Por Juan Redondo | Vía: InfoEstrecho

Nos movemos por tiempos difíciles y complejos, pero en muchos casos es justo cuando por ellos se discurre, que se empieza a ver con bastante claridad muchas de las cosas que quizá antes, amparados en una engañosa abundancia económica, se ocultaban para la gran mayoría tras el horizonte.

De un tiempo a esta parte hemos podido comprobar cómo algunos líderes y líderesas de ciertos partidos políticos locales, han dejado caer sin ningún reparo sus caretas, posicionándose y definiéndose abiertamente en el aspecto religioso, que por otra parte ya sabíamos que los caracterizaban, e iniciando un lucha desmedida por acaparar para su beneficio electoral al mayor número posible de los votantes musulmanes de Ceuta. Eso sí, sin tener en cuenta que abrir la caja de Pandora, tiene su precio y que este puede ser precisamente la fractura definitiva de esa teórica convivencia ínterreligiosa y cultural, tan pregonada por el partido en el gobierno local que precisamente con sus claudicaciones e innecesarias concesiones en esta materia, ha sido quien más la ha puesto en peligro.

En raras ocasiones por no decir ninguna, se ha escuchado hablar en la Asamblea de la antaño invasión silenciosa, hoy ya a voces, que venía padeciendo esta ciudad. Esto ha sido así, porque era más fácil hacer la vista gorda y mirar para otro lado, que definirse y hacer frente a la cuestión, no fuera que alguien los tachara de esto o de lo otro o se hirieran algunas sensibilidades, posición mucho más cómoda si de lo que se trataba era de seguir en la poltrona. Es evidente que aquellos que pensaban que eso del compadreo y del buen rollito les daría algún resultado positivo a largo plazo, se han quedado cortos en el tiempo y donde antes se mostraban jugosas y espectaculares mayorías absolutas, hoy estas se quedan más bien cortas, incluso yo diría que cogida con alfileres.

El precedente en todo esto es claro, ya que a ningún ceutí de los de toda la vida, se les olvida esas nacionalizaciones masivas y totalmente incontroladas llevadas a cabo por los gobiernos del PSOE a finales de los años ochenta y que supusieron la ruptura de ese equilibrio poblacional que había caracterizado a las ciudades de Ceuta y Melilla durante décadas. La respuesta de los ciudadanos de ambas ciudades no se hizo esperar y donde antes los socialistas habían gozado incluso de responsabilidades de gobierno municipal, pasaron a convertirse en una formación residual, tratándose de un partido, claro está, considerado como uno de los dos grandes con posibilidades de gobierno en España.

Esa es la realidad, aquí o te posicionas con todas las consecuencias o te expones a caer en las triquiñuelas orquestadas por esos otros partidos con presencia en la Asamblea, que buscan conseguir una mayoría abiertamente musulmana, bien sea aprovechándose de esos empadronamientos fraudulentos que tantas y tantas veces hemos denunciado o quizá, a través del resultado de esa afluencia desmedida a nuestro hospital de parturientas transfronterizas, instrumento fundamental de ese proceso de invasión.

Y claro está, como no podría ser de otra forma, he aquí las consecuencias de tantos años de desidia y malhacer en este asunto, tanto es así que ahora y al amparo de esa supuesta realidad social y cultural creada artificiosamente, a través de malas artes, ilegalidades y mucha cara dura, que algunos hablan de adaptación del calendario laboral de Ceuta, en su deseo de ajustarlo a unas festividades propias que ellos consideran parte de esa realidad social.

Con lo que ya tenemos el lío, pues se supone que esto es España y que nuestras festividades se ajustan a la realidad histórica y cultural propias de la nación de la que formamos parte desde hace siglos y no de una festividad que para nada tiene que ver con nuestro conjunto patrimonial, más allá claro está, de lo que afecte a una de las cuatro confesiones religiosas con presencia en Ceuta, pero que para nada justifica su inclusión dentro de las festividades locales, pues estas siempre deben ir en consonancia con la historia, cultura y tradiciones que nos caracterizan como ciudad española y no en base a una pretendida realidad “social” que cambia en función y cómo hemos visto, de cuestiones políticas y coyunturales.

Solo la estulticia y la ñoñería del que se siente acomplejado, genera este tipo de problemas y da vuelos a quienes saben que carecen de razón, algo que se hizo evidente cuando se accedió a incluir la fiesta del “borrego” en el calendario festivo, concesión innecesaria pero que se pensaba contentaría a aquellos que la pedían y que así se zanjaba la cuestión.

Después todo serían besos y abrazos, unas cuantas suculentas subvenciones y el señor Vivas haciéndose la foto con su sonrisa, no sabemos si maliciosa, en el rezo masivo previsto para la ocasión, pero obviando un sinfín de quebraderos de cabeza para cuadrar una festividad cuya fecha para más “inri” decide el sultán del país vecino, para muchos príncipe de los creyentes.

Para los menos besucones y más realistas era de cajón, que lo siguiente sería pedir otro festivo más, en este caso el final del Ramadán, hablar de la cooficialidad de un supuesto árabe ceutí, de la obligatoriedad de su enseñanza en las escuelas, del cambio del día de Ceuta asociado según ellos a la conquista portuguesa de la ciudad y tantas otras cosas que irán apareciendo sobre la palestra, con el único fin de adaptar toda una ciudad a sus exigencias, y todo ello gracias a la incapacidad, a la inoperancia y porque no la cobardía y estupidez de unos gobiernos locales y nacionales amparados en unas maquinarias partidistas que solo entienden de negocios, intereses y beneficios particulares.

La invasión silenciosa, el Ramadán y el Calendario Laboral

Agentes de la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Información de Madrid han detenido hoy en Madrid, en el marco de la operación “GRIN”, a dos personas como presuntos autores de diversos delitos de enaltecimiento del terrorismo, amenazas y autoadoctrinamiento con fines terroristas.

La investigación se inició, en el marco de la vigilancia de individuos radicalizados de carácter yihadistas que viene manteniendo la Brigada Provincial de Información de Madrid de la Policía Nacional, cuando se tuvo conocimiento del viaje a Turquía de K.E.I.S., y su posterior regreso a España pocos días después, a través de la frontera turco-húngara.
K.E.I.S. ya había protagonizado algunos actos que mostraban su radicalismo islamista en un Centro de Educación Secundaria donde cursaba un módulo de Informática. En este centro educativo, durante la celebración de un minuto de silencio convocado en solidaridad con las víctimas de los atentados de Paris de 13 de noviembre de 2015,  gritó en público diversas frases justificando este atentado, que produjo un gran impacto entre sus compañeros y el profesorado. También, en ese centro de enseñanza, llegó a justificar públicamente y en diversas ocasiones dos atentados con víctimas a manos del DAESH, afirmando incluso que el Estado Islámico es el Estado ideal donde debe vivir un musulmán y manifestando ante sus compañeros su intención de combatir en las filas del DAESH.

Igualmente fue observado por sus profesores y alumnos visionando en plena clase filmaciones propagandísticas del DAESH, compañeros a los que llegó a amenazar de muerte, diciéndoles que un día acudiría armado al aula y los mataría a todos, así como otras frases de contenido análogo.

Por otra parte, K.E.I.S. acudía casi a diario a una biblioteca pública donde se conectaba a Internet y navegaba por numerosas páginas de contenido yihadista. Además, creaba diferentes perfiles “encubriendo su identidad” en varias redes sociales, desde los que difundía y ensalzaba las ideas, actividades y noticias de determinadas organizaciones terroristas yihadistas y, en especial, del DAESH. También apoyaba a los presos por delitos de terrorismo yihadista, criticaba a los musulmanes moderados y expresaba públicamente su deseo de que España se convirtiese en un futuro en un Emirato Islámico.

Al segundo detenido, O.S.A.A, de 18 años, se le atribuyen diversos delitos de enaltecimiento del terrorismo yihadista.

Ambos permanecen en dependencias policiales a la espera de la cumplimentación del mandamiento de entrada y registro expedido por el Juzgado Central de Instrucción, Número 2, de la Audiencia Nacional.

La operación continúa abierta.

La Policía Nacional detiene a dos personas por enaltecimiento del terrorismo yihadista



Por Giulio Meotti | Vía: Gatestoneinstitute


Cuando se publicó Los versos satánicos de Salman Rushdie, en 1989, Viking Penguin, la editora británica y estadounidense de la novela, sufrió diariamente el acoso islamista. Como escribió Daniel Pipes, la oficina de Londres parecía "un campamento militar", con protección policial, detectores de metales y escoltas para las visitas. En las oficinas de Viking en Nueva York, los perros olfateaban los paquetes y el lugar estaba clasificado como "punto sensible". Numerosas librerías fueron atacadas, y muchas se negaron incluso a vender el libro. Viking se gastó 3 millones de dólares en medidas de seguridad en aquel año letal para la libertad de expresión.

A pesar de todo, Viking nunca vaciló. Fue un milagro que la novela acabara saliendo. Otras editoriales, en cambio, flaquearon. Desde entonces, el problema sólo ha ido a peor. Muchas editoriales occidentales están flaqueando ahora. Eso es lo que significa el nuevo caso de Hamed Abdel Samad.
Los Hermanos Musulmanes dieron a Abdel Samad todo lo que cualquier niño egipcio podría desear: espiritualidad, camaradería, compañía, un propósito vital. En Guiza, Hamed Samad se unió a los Hermanos. Su padre le había enseñado el Corán, y los Hermanos le explicaron cómo traducir a la práctica esas enseñanzas.

Abdel Samad renegó de ellos tras pasar un día en el desierto. Los Hermanos habían dado a todos los nuevos militantes una naranja después de que hubiesen caminado bajo el sol durante horas. Les mandaron pelar la naranja. Después, les pidieron que enterraran la fruta y se comieran las mondas. Al día siguiente, Abdel Samad abandonó la organización. Era la humillación necesaria para convertir a un ser humano en un terrorista.

Abdel Samad tiene hoy 46 años y vive en Múnich, donde se casó con una danesa y trabaja para el Instituto de Historia y Cultura Judías de la universidad. En su localidad natal egipcia, su primer libro causó un escándalo. Algunos musulmanes quisieron quemarlo. El nuevo, Der Islamische Faschismus: Eine Analyse (El fascismo islámico: un análisis), ha sido quemado en la hoguera, pero no en El Cairo por islamistas, sino en Francia por algunos franceses mojigatos.

El libro es un éxito de ventas en Alemania, donde ha sido publicado por la conocida editorial Droemer Knaur. En EEUU, Prometheus Books ha publicado una traducción al inglés con el título Islamic Fascism. Hace dos años, la editorial francesa Piranha adquirió los derechos para traducirlo al francés. Se llegó a anunciar incluso su fecha de publicación en Amazon: el 16 de septiembre. Pero en el último momento la editorial paró su lanzamiento. Su director, Jean-Marc Loubet, comunicó al agente de Abdel Samad que en estos momentos resulta inconcebible publicar su libro en Francia, no sólo por motivos de seguridad, también porque reforzaría a la "extrema derecha".

Por criticar al islam, Abdel Samad vive bajo protección policial en Alemania y, como en el caso de Rushdie, pende una fetua sobre él. Después de la fetua viene la afrenta: ser censurado por una editorial libre. Eso es lo que hicieron los soviéticos para destruir a los escritores: destruir sus libros.

El caso de Abdel Samad no es el primero. En un momento en que decenas de novelistas, periodistas y académicos se enfrentan a amenazas islamistas, es imperdonable que las editoriales occidentales no sólo se dobleguen, sino que a veces sean las primeras en capitular.



Por criticar al islam, Abdel Samad vive bajo protección policial en Alemania y, como en el caso de Rushdie, pende una fetua sobre él. Después de la fetua viene la afrenta: ser censurado por una editorial libre.

En Francia, por criticar al islam en el diario Le Monde en una columna titulada "Nos negamos a cambiar de civilización", el famoso escritor Renaud Camus perdió a su editora, Fayard. Antes de que se volviera repentinamente impopular entre la clase literaria parisina, Renaud Camus había sido amigo de Louis Aragon, el famoso poeta comunista y fundador del surrealismo, y estuvo a punto de formar parte de los inmortales de la Academia Francesa. Roland Barthes, la estrella del Collège de France, escribió el prefacio a la novela más conocida de Renaud Camus, Tricks, libro de culto en la cultura gay.

Después, un tribunal de París condenó a Camus por islamofobia (con una multa de 4.000 euros), por un discurso que pronunció el 18 de diciembre de 2010, donde habló de la "Gran Sustitución": la de la población francesa mediante el caballo de Troya del multiculturalismo. Fue entonces cuando Camus se convirtió en persona non grata en su país.

The Jewel of Medina (La joya de Medina), una novela de la escritora estadounidense Sherry Jones sobre la vida de la tercera esposa de Mahoma, fue primero comprada y después descartada por la poderosa editorial Random House, que ya había pagado un adelanto y lanzado su ambiciosa campaña promocional. La nueva editorial de Sherry Jones, Gibson Square, fue más tarde atacada con bombas en Londres.

Después estaba Yale University Press, que publicó un libro de Jytte Klausen, The Cartoons that Shook the World (Las viñetas que sacudieron el mundo), sobre la historia de las polémicasviñetas de Mahoma publicadas por el diario danés Jyllands Posten en 2005 y la crisis subsiguiente. Pero Yale University Press publicó el libro sin las viñetas, y no incluyó ninguna otra imagen del profeta musulmán Mahoma.

"La sumisión de Yale University Press ante amenazas que ni siquiera han sido proferidas es el último y tal vez más grave episodio de la tendencia a rendirse ante el extremismo religioso, en concreto al extremismo musulmán, que se está extendiendo en nuestra cultura", comentó el difunto Christopher Hitchens. Es posible que Yale estuviese esperando ser la siguiente en recibir la donación de 20 millones de dólares que el príncipe de Arabia Saudí Al Walid ben Talal acababa de otorgar a la Universidad George Washington y a Harvard.

En Alemania, Gabriele Brinkmann, una popular novelista, también se quedó de repente sin editorial. Según su editora, Droste, la novela Wem Ehre Geburt (A quienes el honor alumbra) se podría considerar como "ofensiva para los musulmanes", y exponer a la editorial a intimidaciones. Se pidió a Brinkmann que censurara algunos pasajes. Ella se negó y se quedó sin editorial.

La misma cobardía y sumisión impregnan ahora toda la industria editorial. El año pasado, la Feria del Libro de Turín, la más prestigiosa de Italia, eligió (y luego pospuso) a Arabia Saudícomo invitado de honor, a pesar de los muchos escritores y blogueros que están encarcelados en el reino islámico. (Raif Badawi ha sido sentenciado a mil latigazos, diez años de cárcel y una multa de 260.000 dólares).

Muchas editoriales occidentales están asimismo "rechazando ahora obras de autores israelíes", al margen de sus posiciones políticas, según Time.

Fue a raíz de Los versos satánicos de Salman Rushdie cuando muchas editoriales occidentales empezaron a ceder a la intimidación. Christian Bourgois, una editorial francesa,se negó a publicar Los versos satánicos después de haber comprado los derechos, como también hizo el editor alemán Kiepenheuer, que al parecer dijo que se arrepentía de haberlo hecho y decidió vendérselos a un consorcio conformado por cincuenta editoriales de Alemania, Austria y Suiza, agrupadas bajo el nombre Un-Charta Artikel 19.

No sólo capitularon los editores de Rushdie; otras editoriales también decidieron romper filas y volver a hacer negocios con Teherán. Oxford University Press decidió participar en la Feria del Libro de Teherán, junto a dos editoriales estadounidenses, McGraw-Hill y John Wiley, pese a la petición de la editorial de Rushdie, Viking Penguin, de boicotearla. Esas editoriales optaron por responder a la censura asesina con la rendición, dispuestas a sacrificar la libertad de expresión porque los negocios son los negocios: vender libros fue más importante que expresar su solidaridad con los colegas amenazados.

Es como si en la época en que los nazis quemaban libros las editoriales occidentales no sólo hubiesen guardado silencio, sino que hubiesen invitado a una delegación alemana a París y Nueva York. ¿Resulta igual de inimaginable hoy?

Las editoriales occidentales se someten al islam

La pieza apareció el 7 de abril de 2005 en Avui, diario que se edita en Cataluña y era propiedad de José Manuel Lara, dueño de la editorial Planeta y accionista mayoritario de La Razón. En la nota, escrita en catalán y firmada por  Salvador Sostres, azote hoy del nacionalismo catalán, se dijeron lindezas como que el español “es de pobres y de horteras, de analfabetos y de gente de poco nivel”, motivo por el que el autor sólo lo utiliza con su criada y con empleados.
Por su interés entre lo que Sostres defendía entonces y lo que dice ahora, reproducimos el artículo, cuyo título: todo un ejercicio de chabacanería intelectual desde el titular, “Hablar español es de pobres”, hasta su final:
“En Barcelona queda muy hortera hablar en español, yo solo lo hablo con la criada y con algunos empleados. Es de pobres y de horteras, de analfabetos y de gente de poco nivel hablar un idioma que hace un ruido tan espantoso para pronunciar la jota.
Estos que no hablan catalán, a menudo tampoco saben inglés, ni francés, ni quién es monsieur Paccaud. Pero no solo en Cataluña el español es un síntoma de clase baja. El amigo Riera me facilita estos datos de la ONU del 2002.
Renta per cápita de Noruega, 36.600 dólares; Dinamarca, 30940; Islandia, 29.750. Tres países riquísimos, con economías internacionalizadas y lenguas más pequeñas que la nuestra pero que las hablan sin complejos. Contra esta absurda creencia de que el catalán nos cierra puertas, estos datos sobradamente elocuentes de si sirve o no sirve una lengua minoritaria.
En cambio en el maravilloso mundo hispánico la pobreza es el único dato. La media de los 13 principales países americanos que tienen el español como lengua, desde Argentina, Chile y Méjico hasta Nicaragua, Honduras y Ecuador, es de 6.209 maltrechos, dólares de renta per cápita.
Cataluña hablando catalán y a pesar del espolio fiscal infringido por una España que no tiene ni la decencia de publicar las cifras del robo tiene una renta de 26.420 dolares.
Hemos de escoger modelo: Noruega o unirnos a la caravana de la miseria. El independentismo en Cataluña esta absolutamente justificado aunque solo sea para huir de la caspa y el polvo, de la tristeza de ser español”.

Lo que escribía Salvador Sostres en 2005: 'Hablar español es de pobres y de horteras, de analfabetos y de gente de poco nivel'


Los Mossos d'Esquadra investigan por desórdenes públicos a un ‘youtuber‘ que la semana pasada creó escenas de alarma en las Ramblas de Barcelona al dejar una mochila en el suelo al grito de "Alá es grande" cuando iba vestido con una túnica blanca. 

 Según ha informado hoy la policía catalana, tras comprobar que la mochila abandonada no contenía ningún artefacto explosivo, los Mossos d'Esquadra han abierto diligencias para investigar al youtuber -Viktor Crazy- y las han remitido al juzgado para que decida sobre su imputación.

Un ‘youtuber’ crea la alarma al dejar una mochila en las Ramblas al grito de ‘Alá es grande’

El grupo parlamentario Podemos – En Común – Compromís – En Marea ha registrado este jueves en el Senado una moción por el reconocimiento de los derechos laborales de las personas presas en España. La iniciativa ha sido presentada por los senadores Maribel Mora y Óscar Guardingo, portavoces en las comisiones de Interior y Empleo respectivamente y está motivada dicen por el “incumplimiento sistemático de los derechos laborales en las cárceles españolas”.
La formación morada "se hace así eco de las demandas contenidas en la moción que la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) remitió a todos los grupos parlamentarios". El contenido del texto incide en que “el acceso, desarrollo y extinción de la relación laboral de las personas presas se adecue a los criterios exigidos para la contratación de personal laboral de la Administración y que las condiciones laborales de los trabajadores alcancen unos mínimos propios de cualquier otra relación laboral”.
La moción reclama el cumplimiento efectivo de la Ley Orgánica General Penitenciaria en cuanto al pago del salario mínimo interprofesional o retribución de horas extraordinarias. Por otra parte, reclama el derecho a sindicación para estos trabajadores y solucionar el problema que supone que cuando estos concluyen su condena, les “corresponde la prestación por desempleo, en la práctica muy inferior en cuantía al subsidio de excarcelación”. Así como que aparezca el trabajo en prisión en el informe de vida laboral, que puede suponer un perjuicio para ellos.

Podemos pide que los presos cobren 655 euros al mes y dos pagas anuales